Entradas

Sueño en el Val d'Arán

Ignacio tenía sueño aquella noche, sin embargo sus pensamientos y preocupaciones más profundos le inquietaban demasiado.
Después de haber llegado al parador del Valle de Arán con sus padres se sentía dolido y asustado, después un extraño sueño despertó entre las neblinas de la noche.
Notaba que tenía que hacerlo aunque no sabía el porqué.
Salió de su habitación sigilosamente y abandono el parador, cruzo la valla, la carretera y comenzó a subir a lo alto del monte. Cuanto más avanzaba más notaba que se acercaba a su destino, sin embargo notaba que le observaban.
Cuando llegó arriba del todo pudo ver el cielo estrellado y unos ojos que le miraban fijamente.
Un montón de árboles con ojos ansiosos y colmillos brillantes y afilados se disponían a su alrededor.
Ignacio no intentó resistirse, el sol salió por el este e iluminó el suelo donde había una mancha roja que antes fue un ser humano

MI LIBRO

Imagen

YA ESTÁ PUBLICADO MI LIBRO

Imagen

NO SOMOS ÁNGELES AZULES

Hola, hoy quería tratar un tema de desmitificación de algunos de los lastres que más nos persiguen a los TEA de alto rendimiento. Y es en especial una cosa que me molesta mucho y es que nos tilden de “angelitos azules”. Muchas veces he protestado y con razón de que ciertos neurotípicos digan que no tenemos empatía o no tenemos sentimientos. Bueno, pues ahora me quejo de otra cosa que me parece igual de mal, que los neurotípicos digan que somos buenas personas. Vamos a ver, ser TEA no te hace buena persona, para nada…los tea somos igual que los nts, aprendemos la maldad, aprendemos a comportarnos de manera agresiva, de manera borde, a insultar y a agredir de la misma manera que lo hacen lo neurotípicos. Quien vaya diciendo que los TEA somos siempre buenas personas, que somos ángeles azules nos está haciendo el mismo daño que quienes dicen que no tenemos sentimientos. Decir que una persona no puede ser mala es infantilizarla, quitarla su condición de adulto y de su libertad de tomar decisione…

LUCHA TEA Y DOS DE ABRIL

Pronto nos acercamos al dos de Abril, aquella fecha tan significativa en el calendario que cualquier TEActivista no puede dejar de ver como un gigantesco dos azul en medio.
Para todo TEActivista este día es algo mucho más que el día mundial de conciención del TEA, sino un día festivo similar a los que es el cumpleaños.
Por ello, desde ahora y desde todos los blogs que pueda me gustaría emitir este artículo, ya que vamos notando el calorcito de brisa suave y radiante que conlleva este día, tanto aquí como en autismodiario.org, si ese día este texto ve la luz en esa página.
Quiero adelantaros que esto no va a ser un texto festivo sobre este día, sino todo lo contraría, voy a contar como un día de magnificiencia y de orgullo autista se puede joder porque una neurotípica agresiva y teafoba te lo hunda totalmente.
Los hechos que voy a relatar son verídicos y corresponden al 2 de Abril de 2017, Domingo, día que nunca olvidaré.
Por aquel entonces yo militaba en un partido, el cual no voy a nombra…

TEActivismo en Zaragoza

Imagen

LA NOCHE MÁS LARGA

Desde todos los confines del globo terráqueo, llegaban miles de millones de personas a Dumbar Aidil, la ciudad más grande, poblada y hermosa que existirá jamás, justo en el centro del mundo.
La ciudad se extendía mucho más de lo que la vista podía alcanzar, estaba llena de multitud de diferentes edificios, casas blancas menudas y cuanto más se acercaban al centro de mayor tamaño eran, hasta llegar al palacio del emperador niño que medía un kilometro de altura y sobre el que reposaba la gigantesca campana de la Esperanza, toda de oro blanco.
El ajetreo por la llegada de gente a la ciudad había sido enorme esos días, pero el emperador niño, con infinita bondad había dejado un techo para cada mujer, hombre, niño y animal que se acercase allí, pues pronto llegaría la noche más larga.
La noche más larga duraba exactamente 666 horas con 666 minutos y 666 segundos y solo se producía una vez al año. Por ello emperador niño había extendido la marca de Dios por todas y cada una de las casas de la …